La evolución del acné y su tratamiento más recomendado

La evolución del acné
La evolución del acné vulgar afecta a la cara. El tórax, la parte posterior del cuello, la zona superior de la espalda, y a veces se encuentran lesiones en los hombros y en la zona inferior de la espalda y nalgas. La cara marcada por las espinillas en la adolescencia es tan frecuente que casi se podría pensar que es normal. Cuatro de cada cinco jóvenes padecen acné, pero la mayoría de ellos lo supera. Mientras, existen medidas preventivas y tratamientos que disminuyen la importancia de este problema.

El acné afecta a los jóvenes de ambos sexos. Y es más frecuente en los varones. Aunque sí que es cierto que a muchas mujeres le aparece buena cantidad de espinillas. Y que normalmente, están mucho más pendientes de su aspecto físico y por tanto, de eliminarlas. El acné comienza en la adolescencia. Pues se produce un aumento en la producción de hormonas sexuales. Que son sustancias que actúan como mensajeros químicos y son transportadas por la sangre. Inducen la transformación de la persona en adulto provocando el desarrollo sexual.

La evolución del acné y como tratarlo

El tratamiento para el acné es algo que cada día está más desarrollado y en todas las farmacias que visitemos podemos encontrar remedios para el acné. Sin embargo, el cuidado de la piel comienza en casa y hecho por una misma.

Un método muy eficaz es el lavado, que será vigoroso y se puede completar con esponjas especiales o incluso cepillos de uñas suaves. De esta forma, se elimina la capa de grasa, eliminando casi todos los tapones de sebo que se hayan ido formando. El secado de la cara, también vigoroso, con una toalla seca y limpia, tendrá el mismo efecto. Una loción astringente aplicada con una gasa después del lavado completará adecuadamente el proceso de eliminación de la grasa.

Es posible quitar los comedones con un extractor. No obstante, debe ser utilizado con sumo cuidado, si el médico lo recomienda, y con atención a la higiene para evitar una infección secundaria.

Las lociones y pomadas pueden ser utilizadas para tratar el acné. Tanto por su efecto de camuflaje como por razones médicas. Las mejores fórmulas son las que contienen calamina, sulfato de zinc, resorcinol o peróxido de benzoilo, que tienden a secar la piel y desprender su capa externa. Las más modernas son transparentes y proporcionan un apoyo psicológico muy útil.

No está demostrado que ninguna dieta modifique la evolución del acné. Pero una dieta equilibrada que incluya fruta fresca y verduras es siempre buena para la piel y es recomendable para las personas que padezcan acné beber una gran cantidad de agua al día para mantener la sangre limpia de toxinas que puedan agravar la situación.

Opina

*